Can Serrat tiene como misión acompañar a los proyectos en residencia y actuar como motor de nuevas relaciones entre los residentes y el contexto local.

Para alimentar los procesos de producción e investigación, la residencia organiza actividades que se repiten mensualmente, mientras otras se organizan puntualmente, incluso de manera improvisada según los intereses del momento.